SALUD MENTAL: COMO AFRONTARLA EN ESTA PANDEMIA

salud mental

Durante el aislamiento las personas pueden presentar síntomas de angustia y molestia. ¿Qué debemos hacer? Es recomendable mantenerse conectado con amigos y familiares a través de medios digitales, dormir bien, atención especial a los niños y adultos mayores y disminuir la cantidad de tiempo que se dedica al consumo de noticias sobre el Covid-19 y priorizar fuentes de información verificadas.

 

Varios países de América Latina han implementado cuarentenas en diferentes intensidades como medidas de contención ante la expansión de la pandemia provocada por el SARS-CoV-2. En Perú, la medida rige desde el 16 de marzo, y en Colombia y Argentina, desde el 20 de marzo. Las horas de encierro obligatorio afectan nuestra cotidianidad y pueden impactar también nuestras relaciones personales. El cuidado de la salud mental es fundamental, e incluso la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha destacado que la estabilidad emocional de las personas ante el brote del Covid-19 es una responsabilidad de las autoridades sanitarias. 

¿Por qué debemos hablar de salud mental?

El Grupo de Trabajo del Comité Permanente entre Organismos, sobre Salud Mental y Apoyo Psicosocial en Situaciones de Emergencia (IASC, por sus siglas en inglés) explica que es común que las personas se sientan estresadas y preocupadas durante una pandemia. Esta organización y el Servicio Administrativo de Abuso de Sustancias y Salud Mental de EE.UU. han listado algunas respuestas comunes ante estas situaciones de crisis: 

  • Miedo a estar enfermo o a la muerte.
  • Evitar ser atendido en centros de salud por temor a ser contagiado.
  • Miedo a ser socialmente excluido durante a la cuarentena por ser asociado a una enfermedad.
  • Sentirse impotente de poder ayudar a sus seres queridos.
  • Sentimientos de desesperanza, aburrimiento, soledad y depresión a causa del aislamiento social.
  • Sentimiento de culpa ante la posibilidad de contagiar a seres queridos.

En el caso del Covid-19, que fue calificado como una pandemia por la OMS el pasado 11 de marzo, las personas presentan miedo a ser portador de este virus, confunden síntomas de otras enfermedades con estar infectado por esta nueva cepa del coronavirus. Esta situación deteriora en especial la salud mental de los adultos mayores y las personas con discapacidad. 

¿Cómo identifico que estoy angustiado?

Durante las crisis es normal sentirse triste, estresado, confundido, angustiado, asustado o molesto. Evadir estas emociones hace que crezcan y se vuelvan más fuertes, según determinaron investigadores de las universidades de Washington y Dakota del Norte. Por este motivo es importante poder conversar con personas de confianza, como familiares o amigos. La OMS recomienda mantener una dieta saludable y suficientes horas de sueño para proteger la salud mental mientras nos quedemos en casa. 

El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de los EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) recomienda estar atentos ante los siguientes síntomas comunes de angustia durante una epidemia:

  • Sensación de entumecimiento, ansiedad, miedo e incredulidad.
  • Cambios en la energía y el apetito.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Dificultad para dormir o pesadillas constantes durante las noches.
  • Reacciones físicas como dolores de cabeza y cuerpo, problemas estomacales y sarpullido.
  • Incremento en el uso de alcohol, tabaco y otras drogas.

El CDC recomienda buscar ayuda profesional si uno experimenta estas sensaciones o comportamientos durante varios días seguidos, o son un impedimento para cumplir con nuestras responsabilidades.

¿Cómo leer las noticias sobre la pandemia?

El estrés, la ansiedad y la preocupación son las principales consecuencias de estar expuestos a reportes de noticias repentinos y constantes sobre el brote de un virus, según explica la OMS. Por este motivo, esta organización recomienda solo recoger información, y en pocos intervalos durante el día, de las fuentes oficiales del Estado peruano. Así podremos distinguir entre los hechos y los rumores. 

La OMS recomienda buscar solo información necesaria para preparar un plan de prevención para ti mismo y tu familia. Revisa las actualizaciones de noticias una o dos veces al día. En el caso peruano, por ejemplo, ya es costumbre que el presidente Martín Vizcarra convoque a una conferencia de prensa al mediodía con actualizaciones oficiales sobre el Covid-19 en el Perú. Es necesario disminuir la cantidad de tiempo que uno con su familia dedica a ver, leer o escuchar coberturas mediáticas.

¿El estigma social afecta a la salud mental?

El estigma social, en el contexto de una crisis de salud, es la asociación negativa entre una persona o un grupo de gente con una enfermedad específica, según define un documento elaborado sobre este fenómeno durante la pandemia del Covid-19, por la OMS, Unicef y la Cruz Roja Internacional. El estigma social está basado en tres factores principales: 

  1. La falta de información sobre una enfermedad nueva.
  2. Solemos tener miedo ante lo desconocido.
  3. Es fácil asociar ese miedo con “los otros”. 

Este estigma puede tener un impacto importante tanto en el acceso de estas personas a servicios sanitarios como en su salud mental. En el Perú, la desinformación y malas prácticas de algunos medios de comunicación promovieron hace unos días una estigmatización contra un dirigente indígena que resultó positivo para una prueba de Covid-19.

La OMS es clara al indicar que este virus no discrimina entre nacional o etnia. “Aquellos con la enfermedad no han hecho nada malo”, explica esta organización. Al contrario, la organización asegura que merecen “nuestro apoyo, compasión y cariño”. Es recomendable que nos refiramos a ellas como “personas que tienen Covid-19” o “personas que son tratadas por Covid-19”. Después de curarse, estas personas volverán a sus vidas normales. 

¿Qué hacer para afrontar el estigma?

La principal recomendación es evitar los rumores y utilizar fuentes de información oficial. Las personas con Covid-19 y aquellos médicos en funciones pueden, de ser posible, mantenerse conectados con amigos y familiares a través de métodos digitales, por ejemplo. El apoyo social de los compañeros, jefes y otras personas de confianza es crucial en estas situaciones, explica la OMS.

¿Es importante descansar?

Sí, la Fundación para la Salud Mental británica señala que, ante el aislamiento social para prevenir la expansión del Covid-19, es necesario planificar una rutina diaria que tenga un balance entre las responsabilidades con el cuidado personal. Este último incluye momentos de descanso, para leer o ver una película, ejercicios dentro de casa, y horas suficientes de sueño.

Además, la OMS es estricta al decir que “no usen el cigarro, el alcohol u otras drogas para sobrellevar sus emociones”, durante el aislamiento. El uso de estas sustancias para afrontar la angustia, miedo o preocupación pueden empeorar el bienestar mental y físico de las personas, advierte esta organización. La Fundación para la Salud Mental del Reino Unido señala que esto ocurre incluso cuando, en un primer momento, los síntomas de estrés parecen disminuir ante el consumo de alcohol, tabaco u otras substancias.

¿Debo “desconectarme” de todos?

No, la OMS recomienda mantenerse conectado con amigos y familiares en situaciones de aislamiento físico: “si las autoridades han recomendado limitar el contacto social para contener el brote del virus, pueden mantenerte conectado a través de redes sociales, correo electrónico, videoconferencia y teléfono”. El CDC también recomienda comunicar tus preocupaciones con otras personas de confianza, “mantener relaciones saludables y construir un sistema de soporte emocional.

¿Cómo ayudar a los niños con el miedo al Covid-19?

La OMS es clara: los niños se sienten mejor cuando pueden expresar y comunicar sus preocupaciones en un ambiente seguro y donde reciban apoyo. Por eso es importante, según esta entidad, buscar espacios para realizar actividades creativas con ellos a través del juego. El CDC señala que es importante asegurar a los niños y jóvenes que están seguros durante la cuarentena, y limitar la exposición de toda la familia a la cobertura mediática, incluida aquellas noticias compartidas a través de las redes sociales.

Utilizar el dibujo como una manera de afrontar adversidades y administrar tus emociones. Esta actividad puede ser de mucha ayuda para los niños durante este proceso. 

Es común que los niños busquen mayor cercanía o demanden mayor atención de sus padres durante momentos de estrés y crisis. Por eso es importante que los padres tengan espacio de discusión honesta sobre el Covid-19 con sus hijos. Los niños además están atentos a la forma en que los adultos manejan sus emociones durante momentos difíciles.

¿Qué hago si estoy lejos de mis hijos durante la cuarentena?

La OMS señala que es importante mantener cerca a los niños, en la medida de lo posible, de sus padres o aquellas personas encargadas de su cuidado. En el caso de no ser posible, se recomienda buscar alternativas para asegurar mantener este contacto, como el uso de llamadas, videollamadas o redes sociales. Es importante tener un horario establecido para este tipo de comunicación.

 

Cuál es el riesgo para la salud mental de los adultos mayores?

Los adultos mayores, sobre todo en esta etapa de aislamiento social obligatorio y aquellos con demencia senil, se ponen más ansiosos, estresados y agitados. Por eso la labor de sus familiares y, de ser el caso, del personal médico que lo atiende en el hogar es de suma importancia. 

Una de las mejores prácticas es compartir con ellos información sencilla y clara sobre cómo reducir el riesgo de infección, y solo repetir esta información cuando sea necesario, recomienda la OMS. Además, los familiares y personas del entorno tienen que ser muy pacientes con ellos al momento de comunicar estos hechos. La IASC también señala que las personas mayores tienen un acceso limitado a aplicaciones móviles como Whatsapp, por tal motivo la información debe ser de fácil acceso y citando a diferentes fuentes oficiales de confianza para prevenir “comportamientos irracionales”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *