LA IMPORTANCIA DE SONREÍR Y REÍR

SONRISA

La risa es un privilegio solamente del ser humano y forma parte de la comunicación social. Sigmund Freud decía que “La risa y sobre todo la carcajada ayuda a liberar la energía negativa”.
La risa produce un enorme bienestar a las personas, desafortunadamente a medida que hacemos la transición de niño a adulto, vamos perdiendo esta capacidad.
El Reírnos nos trae muchos beneficios, ya que se liberan en nuestro cerebro  endorfinas que están relacionadas con los estados del bienestar psicológico y se disminuyen los niveles de cortisol, que es la hormona relacionada con el estrés.
 Según la ciencia médica, un corazón alegre es la mejor medicina, ya que un corazón triste, deprime y enferma todo el cuerpo.
 Es decir que al reírnos, fortalecemos el sistema inmunológico; reducimos la presión arterial;  limpiamos y ventilamos los pulmones; mejoramos la oxigenación del cerebro y del cuerpo en general; regularizamos el pulso cardiaco; ayudamos a que trabaje mejor el aparato digestivo; regulamos el intestino; relajamos los músculos tensos y activamos el lado derecho del cerebro.
 

A nivel psicológico, la risa provoca naturalmente la euforia; tranquiliza; cura la depresión, el estrés y la angustia; sirve para descargar tensiones, incrementa la creatividad y la imaginación; desarrolla la toma de decisiones, elimina pensamientos y emociones negativos, mejora las relaciones interpersonales, incrementa la autoestima y la confianza en uno mismo; y  mejora el sueño.
 Actualmente existe la Riso terapia, es una técnica, que mediante la risa genera estados anímicos positivos, que influyen en nuestro cuerpo y mente y ayudan a curar muchas enfermedades, brindándole a la persona, una visión positiva y tranquila de las cosas y situaciones que se presentan.
 

No reímos, porque tenemos miedo a equivocarnos; a lo que dirá el otro,  al escuchar nuestra risa fuerte o nasal; a que se nos burlen, etc., etc.
 Con todos estos beneficios que tiene la risa, deberíamos dejar atrás las tensiones que nos da el día a día  y copiar la actitud de los niños y volver a jugar, reír y sonreír más a menudo y disfrutar de los pequeños momentos que nos da la vida.
 

Para esto es recomendable:
 

– Antes de ir a dormir, o durante el día, ver algo divertido ya sea una película o un video.
 

– Rodearnos de personas alegres, así nos contagiaremos de sus patrones de comportamiento.
 

 Encontrar cosas o actividades que nos hagan sonreír.
 

 Permitirte alguna travesura debes en cuando, sin que dañe a nadie.
 

 Reírte de ti mismo.
 

 Sonreír habitualmente.

 Jugar.

Si quieres tener una vida feliz, sana y gozosa, tendrás que aprender a reír más. Y lo más importante…… Se contagia. La sonrisa es la forma más sencilla y económica de mejorar nuestro aspecto a cualquier edad. Así que los invito  a reír y sonreir.
 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *