CONTROLA TU HAMBRE Y BAJA DE PESO

HAMBRE

El hambre es una necesidad natural que el cuerpo manifiesta cuando tiene que reponer los nutrientes que necesita a diario para tener un correcto funcionamiento. Una de las señales más claras de esta manifestación es la sensación del estómago vacío, pero no siempre esta es la que corresponde a un hambre real.

Para que nuestro peso no se dispare es muy importante descubrir que nos lleva a abrir la nevera, aunque no debas hacerlo, o en el momento menos indicado.

Son muchas las razones por las que podemos comer sin hambre, y estas están generalmente asociadas a nuestra forma de vivir y los hábitos que tenemos día a día. Pueden ser por el estrés, la falta de sueño es una de las mas comunes, falta de luz natural en el ambiente donde generalmente estamos, también el consumo de alimentos procesados que contienen glutamato monosódico, que se encarga de abrir nuestro apetito cada vez que lo ingerimos.

El tema principal es como controlar el hambre, para esto podemos poner en practica algunas recomendaciones que te dejamos a continuación.

 

IDENTIFICA LA MAGNITUD DE TU HAMBRE

 

Muchas veces tenemos el impulso de comer sin antes pensar por que lo vamos a hacer realmente, en este momento debemos pensar en que nivel se encuentra nuestra sensación de hambre; estamos débiles, irritadas, poca hambre, llena, muy hambrientas, ni llena ni mucha hambre, malestar por haber comido de más, pesadez. Al tomarnos un momento a pensar en estas razones, podremos identificar mejor la real causa de nuestra hambre, de manera que nos da una ventaja a la hora de decidir volver a comer, ya que en varios casos podremos descubrir que nuestra hambre es más psicológica en lugar de ser una real necesidad de nuestro cuerpo.

 

BEBE EN LUGAR DE COMER

 

Es común confundir la necesidad de beber líquidos con la de comer, por esto en caso de tener hambre a horas que no debemos tenerla, hay que buscar beber agua preferentemente, para evitar consumir debidas con contenido de azucares, colorantes o carbonatadas. También puedes probar beber agua antes de consumir tus alimentos, de manera que sentirás una sensación de saciedad, que va a ayudar a que tu ración de comida sea adecuada.

 

PROCURA GOZAR DE LUZ NATURAL

 

Todos hemos podido sentir que en otoño o invierno solemos tener mas apetito, a diferencia del verano que es cuando decidimos comer platos más ligeros. Estudios realizados demuestran que al exponernos a luz natural al menos una hora al día, reduce la necesidad de ingerir alimentos altos en calorías.

El efecto se produce porque la luz eleva la producción de serotonina, un neurotransmisor que regula el humor y evita que se descontrole el apetito. Además, la luz natural también nos ayuda a evitar problemas como la depresión, el insomnio o la fatiga visual.

 

COME MENOS, PERO MAS VECES

 

Muchas personas practican la norma de comer 5 veces al día, esta resulta ser una muy buena opción para evitar decaimientos en el estado de ánimo. Para evitar sentirse con mucha hambre es una buena alternativa repartir la comida del día en 5 partes, las 3 comidas principales y dos secundarias a media mañana y de merienda en la tarde. De esta manera no dejamos mucho espacio entre comidas para consumir mas alimentos que generan un sobrepeso.

 

COME ALIMENTOS RICOS EN FIBRA

 

Ingerir alimentos que contengan gran cantidad de fibra es clave para mantener la sensación de saciedad durante todo el día. La fibra nos ayuda con el transito intestinal, así como la sensación de tener el estómago más lleno. Consumir alimentos integrales o frutas es ideal para saciar el hambre, evitando así ingerir caprichos que aumentaran nuestro peso corporal.

MASTICA LENTAMENTE

Masticar bien favorece tremendamente a la digestión ya que los alimentos llegan mas triturados al estómago, de esta forma le damos menos trabajo. Esto ayuda a controlar las cantidades que vamos a comer ya que nos daremos cuenta que ya estamos llenas. La sensación de saciedad llega después de 20 minutos de haber comido, por lo que comer rápido nos puede generar el comer el doble de lo que realmente debemos.

SAL A CAMINAR

 

El tiempo que usamos en caminar nos ayuda a activar nuestro metabolismo si lo hacemos en las mañanas, por ejemplo, esto logrará quemar grasas más rápidamente y nos ayudará a perder peso, además nos mantendrá ocupadas y lejos de los alimentos en exceso.

 

CALMA TUS NERVIOS

 

Es muy importante controlar el estado de animo y los nervios principalmente que generan ansiedad, lo que nos lleva a estar pendientes de comer constantemente, esto lo podemos lograr con suplementos vitamínicos y minerales, que van a aportar a nuestro cuerpo y mente un balance y equilibrio que ayudara a manejar mejor los momentos en los que no debemos comer de más.

 

VIDA SANA

 

Este es el mejor consejo que podemos darte, que te decidas a llevar una vida sana, esto enriquecerá tu mente y tu cuerpo, y te potenciaran para poder realizar lo que te propongas, es el estilo de vida lo que marca la calidad con la que vas a afrontar tus retos a lo largo de toda tu existencia.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *