BATIDOS DETOX, ¿BUENOS O MALOS?

BATIDO DETOX

‘Detox’ (procedente de ‘detoxificación’) se refiere a los preparados como zumos, batidos o incluso dietas. El nombre da la sensación de limpieza o de depuración del organismo, su preparación es utilizada para ‘depurar’ o ‘desintoxicar’ el organismo, luego de haber cometido excesos en la alimentación o bebida.

 

Se ha convertido en una moda importada, pudiéndose encontrar cada vez más, en negocios de comida y bebida estos comúnmente llamados ‘tratamientos detox’.

 

Es importante definir qué es un producto detox. En esta denominación encontramos batidos, zumos o licuados, que son mezcla de frutas y/o verduras y con añadidos como la espirulina. También pueden llevar el kale y el jengibre.

Este tipo de batidos tiene un contenido importante de oxalatos, presentes generalmente en los vegetales donde predomina el color verde, contribuyendo de esta manera en la formación de cálculos renales.

Otras de las bondades atribuidas a los batidos detox es el bienestar que representan para algunos órganos como los riñones, estomago, colon, etc.

Sin embargo, para hacer estas afirmaciones es necesario consultar a las entidades encargadas de determinar el valor o beneficio que estos preparados pueden aportar a nuestro cuerpo y a la mejora de la salud en general.

 

Es normal pensar que por estar preparados con fruta y verduras cumplen con estas condiciones. Sin embargo, no podemos atribuir a este tipo de mezclas propiedades más allá de su mero valor nutricional. No hay nada en este tipo de preparados que vaya a hacer que el cuerpo se purifique o desintoxique. En condiciones normales, esta función es asumida por el hígado, donde gracias a los citocromos se produce la transformación de toxinas para su eliminación posterior a través del riñón.

Otro tema alrededor de lo detox es la conservación de las enzimas. Se supone que cocinar los alimentos las destruye, lo cual es cierto (la mayor parte de ellas pierde su función a partir de unos 45 – 50ºC, al desnaturalizarse como proteínas que son). Sin embargo, estas enzimas también se desnaturalizan en contacto con medios muy ácidos, por lo que al alcanzar el estómago de nuevo pierden su función. Y a todo lo anterior se suma el hecho de que estas enzimas que contienen los alimentos probablemente no tendrían ningún efecto beneficioso, ni siquiera, aunque no se desnaturalizasen, al contrario de lo que en muchas ocasiones se les atribuye.

 

Lo que afecta a nuestros cuerpos es no ingerir la cantidad necesaria de proteínas, vitaminas y minerales que el cuerpo necesita. Para esto no hace falta recurrir a estos productos ‘milagrosos’ para conseguir una ingesta adecuada de estos nutrientes.

 

Para ser claros, no hay mayor diferencia al batir, que comer las frutas y verduras enteras, de hecho, incluso perdemos una buena parte de la fibra que contienen los vegetales si procedemos a su licuado.

Que, si implican un riesgo su consumo, ya lo hemos dicho con respecto a la ingesta de oxalatos, que se encuentran en la espinaca, col y otras verduras, lo que nos producirá cálculos renales con sus ya conocidas consecuencias.

 

Otros riesgos asociados a estas bebidas pueden ser el consumo elevado de nitratos (no recomendables los detox, por tanto, para el público infantil) o el riesgo de infecciones bacterianas tanto por contaminación especialmente de verduras crudas como por la suciedad que acumulan aparatos como las licuadoras.

Si además se utilizan estas bebidas como estrategia para la pérdida de peso, haciéndolas casi lo único en nuestra ingesta diaria, corremos riesgo de pérdida de masa muscular por la poca carga proteica. Y probablemente con un efecto rebote al finalizar el ciclo, por no volver a un buen hábito alimentario y recuperar los malos hábitos anteriores.

 

Hemos querido mostrar la otra cara de la moneda, no es nuestra intención decirte que son malos, de hecho, las verduras y frutas son un gran alimento del que nosotros somos los primeros en incentivar el consumo, pero es importante saber todo acerca de los batidos detox.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *