5 CUIDADOS PARA TUS MÚSCULOS

MUSCULOS

Ya sea por algún movimiento mal hecho, por hacer más fuerza de lo necesario o por alguna actividad física relacionada con el deporte, acabamos con molestias físicas que se manifiestan en dolor muscular.

A lo largo de nuestra rutina diaria solemos realizar determinados movimientos y acciones que nos pueden dejar los músculos sentidos, esto suele pasar hasta en personas que tienen como costumbre realizar rutinas de ejercicios. Con el paso de los años nuestro sistema muscular va cambiando, principalmente a partir de los 40 empezamos a perder masa muscular, esto conlleva a la disminución de varios de los músculos que utilizamos en estas tareas diarias. Por tal razón al realizar cualquier movimiento que sea brusco o de mayor exigencia de peso, el musculo tiende a resentirse y nos causa molestias que en si no son de gravedad en el momento, pero que si no les prestamos atención podrían terminar agravándose con el tiempo.

Aquí les presentamos 5 recomendaciones para poder no solo afrontar estos síntomas, sino fortalecer nuestros músculos para evitar molestias en su gran mayoría, son muy simples y no necesitamos de mayores aparatos o de ayuda externa, cualquier persona las puede practicar obteniendo resultados favorables para su salud muscular.

 

Actividad aeróbica

Para disminuir las molestias el deporte es un buen aporte en este caso. Decídete por hacer ejercicios cardiovasculares o aeróbicos, que son los que permiten que la sangre fluya por el organismo con más facilidad. Entre ellos se encuentran la natación, el ciclismo o el running. De esta manera fortalecemos y tonificamos nuestros músculos.

Masaje

El masaje permitirá que se calmen las contracturas y molestias musculares. Nosotros mismos podemos realizarlos, en internet hay mucha información al respecto, pero si no queremos hacerlo por nuestra cuenta, no dudes en ponerte en manos de un profesional si quieres ponerte como nuevo.

Aplicar frío-calor

Ante las contracturas e inflamaciones de los músculos la combinación de frio-calor suele ser muy efectiva. Consiste en poner una compresa de frío, o una bolsa con hielo sobre la zona afectada. Seguidamente, para activar la circulación pasaremos a darnos una ducha con agua caliente. Tus músculos te harán saber su agradecimiento.

Estiramientos

Es de suma importancia antes de empezar cualquier actividad física, realizar estiramientos. Permitirá dotar a la musculatura de más flexibilidad y agilidad. Puedes hacer estiramientos suaves en cualquier momento del día o si te gusta podrías practicar  yoga, que es   actividad perfecta para nuestros músculos.

Comer proteínas

Después de un entrenamiento podemos iiiiiroteinas. También se pueden ingerir las proteínas a través de los alimentos, como el pescado, huevo, yogur o carne.

Tenemos en claro que hay varias posibilidades de mantener nuestros músculos en optimo estado, manteniendo alejadas las lesiones y dolores. La importancia de la actividad física nos demuestra que podemos gozar de una buena salud y de una vida sana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *